Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Déficit atencional, empatía e inclusión con Julieta

Desde hace algunos años escuchamos con más frecuencia hablar sobre el  Trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDA, TDAH) y posiblemente has llegado aquí pues te resuena ese concepto. Ya sea  porque tienes cerca a hijos, alumnas, sobrinas o niños diagnosticados, o al menos con la sospecha de que podría haber algo de aquello, seguro estás buscando comprender más sobre este tema.

Hablamos de una enfermedad del neurodesarrollo. Usualmente se manifiesta en la primera infancia y afecta el desarrollo del funcionamiento personal, social y académico y, dependiendo del caso, puede ser catalogado bajo tres tipos:

  • Con predominio del déficit de atención
  • Con predominio de hiperactividad/impulsividad
  • Combinado

Por lo general implican dificultades con la adquisición, conservación o aplicación de habilidades o conjuntos de información específicos. Puede implicar disfunción en una o más de las siguientes áreas: la atención, la memoria, la percepción, el lenguaje, la resolución de problemas o la interacción social.

Pero se trata de una condición que muchos consideran sobre diagnosticada, de hecho de acuerdo con el manual de Diagnóstico y Estadístico DSM-IV, el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad afecta únicamente entorno al 3-5% de la población infantil.

¿Déficit de atención o distintas formas de percibir el mundo?

El tratamiento de esta enfermedad incluye técnicas de modificación de la conducta, control de la impulsividad, estrategias para mejorar el aprendizaje, terapia visual y, en muchos casos, tratamiento farmacológico.

Por lo mismo tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de asesorarnos para recibir un diagnóstico, pues una niña o niño inquieto no responde necesariamente a esta condición. Tenemos que aprender a respetar los tiempos de maduración, pues las capacidades de atención están mas relacionadas con esto que con capacidades cognitivas.

Ya sea que haya un diagnóstico o no, el caso es que, en efecto, todos somos diferentes. Muchas personas hemos pasado por una etapa escolar compleja o tuvimos compañeros de clase incomprendidos. Seguramente no tuvimos las herramientas sociales que nos permitieran entender, pero hoy los avances, desde distintas ramas del conocimiento, están generando importantes hallazgos.

Estamos en un mundo en el cual aprender a aceptarnos e incluirnos se hace profundamente necesario pues, simplemente, tenemos formas diferentes. La neurociencia ya nos asegura que cada cerebro es distinto; la capacidad de atender, comprender y representar el mundo es una suma de infinitas posibilidades.

Fomentar la autoestima, aprender a comprender y mantener empatía con quienes tienen diferentes formas de relacionarse con su entorno, son habilidades fundamentales para relacionarnos de forma más cálida e inclusiva.

Guía de mediación

Material y actividades para mediar esta lectura

Abrir conversaciones junto a Julieta

¿Cómo se siente una niña -o un niño- cuando su forma de expresarse, razonar, o sentir parecen no responder a lo que se espera de ella -o de él-?, ¿Qué podemos hacer los adultos que le rodeamos para intentar comprender y acompañar sus pasos de manera  respetuosa?, ¿Sabemos identificar cuándo nuestras niñas y niños requieren de nuestra lealtad y apoyo?

En nuestro catálogo está “Julieta es como es”, un título ideal para leer y mediar:

  • Con alumnas y alumnos pequeños, a niños y niñas que se inician en la educación formal (tanto preescolar como escolar) y pueden estar pasando momentos difíciles sin poder expresarlo.
  • Con padres y madres que comienzan la etapa escolar con sus hijos, ya sea que estén diagnosticados con TDA/TDAH o no, este libro permite generar empatía, y valorar esas otras formas de ver y expresar el mundo.
  • Con adultos que fueron niños incomprendidos en su etapa escolar, y cuyas heridas aún están en proceso de identificación y sanación.
  • Con profesoras y profesores que buscan maneras de hacer más grato el espacio escolar, de empatizar con sus alumnos, y de tender lazos de confianza y comprensión que faciliten finalmente el aprendizaje.
  • Con grupos de curso, para fomentar la empatía y la inclusión de personalidades no neurotípicas en el aula.
  • Con quien quiera rescatar las particularidades de cada ser humano como valores que nos hacen únicos tal como somos.

Te invitamos a reflexionar junto a Julieta, leyendo su historia y realizando las actividades que te proponemos en la guía descargable preparada especialmente para este fin. Recuerda que no buscamos resolver dudas o encontrar respuestas correctas,  lo más importante es escuchar las respuestas de las niñas y niños y en base a ellas generar una conversación.

FUENTES:

  • https://www.crianzanatural.com/documentos/Trastorno-por-deficit-de-atencion-con-hiperactividad-TDAH_art184
  • https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322019000300004
  • https://www.msdmanuals.com/es-cl/professional/pediatr%C3%ADa/trastornos-del-aprendizaje-y-del-desarrollo/trastorno-por-déficit-de-atención-hiperactividad-tda-tdah

Más contenido relacionado:

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0